DE NUEVO EN PROBLEMAS

Allen Iverson, el que para muchos es el mejor jugador libra por libra que ha dado el baloncesto moderno, vuelve a ser noticia debido a sus problemas financieros.

Según informa el portal online BSO Entertainment, el ex base de 76ers, Nuggets, Pistons y Grizzlies habría perdido su mansión de Alpharetta (Georgia), al no abonar los 1,7 millones de dólares de hipoteca que el banco le solicitaba. Allen había adquirido dicha propiedad en el año 2006.

No es la primera vez que Iverson es noticia por sus problemas financieros, es más, ha sido una constante desde que el jugador abandonó la NBA en el ya lejano 2010. En 2011, perdía la mansión que compro mientras militaba en las filas de los Nuggets y ese mismo año, fue arrestado por la policía mientras conducía un Lamborghini Murciélago con datos falsificados para evitar un impuesto estatal. En 2012, envuelto una lucha legal contra su exmujer, perdía una de sus mansiones en Atlanta.

Allen Iverson  consiguió amasar una fortuna de 140 millones de dólares  solo en contratos NBA pero su mala cabeza le sigue llevando por el camino de la perdición. Y sigue añadiendo tristes episodios a su historia de “lo que fue y pudo haber sido”.